Un nuevo amanecer...
Faltan:



Para el inicio de una nueva era...

MITUR entrega a SECULTURA réplica de temascal ancestral para uso turístico

El Ministerio de Turismo y la Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR) entregaron, hoy, una réplica de un temascal a la Secretaría de Cultura, representado por el Director de Patrimonio Cultural, Gustavo Milán,  con el objetivo de mostrar la tradición de la cultura Maya a los visitantes de Joya de Cerén, lugar en donde está ubicada la pieza.

 

El Temascal –que es un baño de vapor propio en las culturas de México y Centroamérica-

fue construido en un periodo de 45 días con materiales contemporáneos basado en una mezcla de tierra, cemento, colorantes como base y su techo fue elaborado con madera y paja, según comunicó el Especialista en Productos del MITUR, Héctor Cardoza.

 

“En el marco de la semana del Baktun, esta es la oportunidad de dar a conocer nuestra cultura y la manera en que habitaron nuestra civilización”, expresó el Ministro de Turismo, José Napoleón Duarte, quien actualmente funge como Presidente Pro-Tempore de la Organización Mundo Maya.

 

En la actividad se presentó el Secretario General de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Taleb Rifai y el Director Regional para las Américas de la OMT, Carlos Vogeler, quienes realizaron un recorrido por el sitio para enterarse de las piezas encontradas en el lugar, previo a la entrega oficial del baño prehispánico.

 

La réplica del Temascal, que en su nombre de raíz náhuatl significa “casa de vapor”, está ubicado en el sitio arqueológico Joya de Cerén, situado en las proximidades de San Juan Opico, departamento de La Libertad. Sitio que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1993.

 

“La Pompeya de América”, como es conocido este patrimonio, fue habitado desde el año 400 por un pueblo precolombino que se dedicaba a la agricultura, pero fue abandonado en el año 600 a causa de una erupción de la Laguna Caldera, ubicado a un kilómetro de la zona. El pueblo quedó cubierto bajo 14 capas de ceniza ardiente y es por eso que se conservan diversas piezas, en su mayoría intactas.

 

“Esta actividad la realizamos con mucha alegría”, comentó el funcionario de turismo, mientras invitaba a ingresar a las instalaciones del Temascal a los representantes de la OMT, que tiene una entrada bastante reducida, detalle que no fue obstáculo para que ingresaran a la réplica de la “casa de vapor”.